Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Unos 100 litros de lluvia

“A menudo, durante esos pocos días, el silencio de la naturaleza me precipitó en el espanto o en la alegría. Es más, en esos prados, esos bosques, donde no encontraba rastros de los hombres, creí tocar esa realidad suprahumana a la cual aspiraba”. Pasa unos d ías en el campo la joven filósofa Simone de Beauvoir, ha cumplido los veinte años y su cultura, sus lecturas, su pensamiento, como el de todos nosotros, dibuja la realidad que habitamos. “ Volví a París convencida de que había vivido experiencias místicas e intenté renovarlas. Había leído a san Juan de la Cruz: -Para ir adonde no sabes, hay que ir por donde no sabes-”. Simone ha estado unos días en Solesmes, en la región del Loira: campestre, de pequeñas granjas, pastos y bosquetes. Todos podríamos estar cerca de un sitio así. Pero en la filósofa queda grabado y 30 años después lo escribe en su libro 'Memorias de una joven formal'. Son los ojos y las ganas de experimentar las llaves del universo. Ha llovido y ha transfo

Entradas más recientes

Odiseicas, de Carmen Estrada

CANTOS XII Y XIII

El vuelo de la mariposa arlequín

La Antonia, de Paolo Cognetti

El mal tiempo es cada vez más raro

Manaslu invernal, de Alex Txikon

Mañanas de enero

Una belleza escasa