lunes, 14 de octubre de 2013

Nota otoñal


Moléculas de agua evaporadas y agrupadas en minúsculas gotas, con la densidad suficiente para hacer visible la nube. Nubes que viajan empujadas por el viento. Se formaron en el atlántico y como frente, el primero del otoño, han llegado a la Península Ibérica. Y en el minúsculo tramo de la vía verde, entre un manchón de encinas y un banco rústico de traviesas de tren, estas nubes lejanas han descargado una fina lluvia, de forma intermitente, a lo largo de las horas del último fin de semana de septiembre.

Entonces hemos visto una hembra de tarabilla norteña, especie poco común, imagino que en tránsito por estos lugares, también nos han sobrevolado una pareja de águilas culebreras. Y de una gran encina al borde de la trinchera de la vía verde, ha partido un grajo, espectacular en su negrura en su mirada inteligente. Y las verdes pámpanas de las viñas amarillean ligeramente, y ocultos, algunos dulces racimos de pequeñas uvas. Primera nota otoñal.