jueves, 23 de junio de 2016

La Barrosa, un circo glaciar


Un círculo de personas meditando al final del circo de La Barrosa. Le daba belleza a todo, con esas posturas humildes, en silencio. No sé, un grupo que quiere sentir en plena naturaleza. 


Realmente no desentonaban en la hierba, y eso que eran muchos. Quizás brotaron, como hongos de verano, alimentados por los siglos de vida oculta bajo sus cuerpos. Por obediencia a la montaña permanecían en esas posturas ajenas, como buscando en el agujero de sí mismos. Místicos, pensé. La poesía es un acercamiento sublime al mundo.
Seguí la caminata con mi hijo, intentando importunar solo desde lejos, para hacer una foto. “No voy a ocultar que hay aquí un importante problema: explicar cómo es posible que expresiones absurdas realicen una tarea elucidatoria que nos permitan nada menos que –ver el mundo correctamente-“.[1]

Este prado es algo incómodo, duro, de rala hierba y muchas piedras. El viento enfría mi espalda sudorosa. No quiero abandonarlo.
¿Cuál será la esencia de La Barrosa? Caminamos hasta el fondo del circo glaciar y nos encontramos una muralla de piedra, de una altura abrumadora. En seguida estudio las cornisas y como se conectan unas con otras. Veo una posibilidad de ascensión y franquear el gran muro. ¿Qué es más bello, sentirse derrotado por insignificante ante la montaña? ¿O pensar en las posibilidades de pisar lo más alto de este gigante pétreo? La vida humana, solo apoyada en los pies ante el coloso de piedra, destapa la maravilla de uno y de la montaña.


Flores en los pastos del Circo de la Barrosa, Pirineos. 19 de agosto de 2015
Gentianella campestres
Geranium pyrenaicum
Vincetoxicum hirundinaria
Geranium cinereum
Ranunculus bulbosus
Erigeron uniflorus
Euphrasia alpina
Trifolium alpinum
Scabiosa columbaria
Acinos alpinus
Dianthus hyssopifolius
Vicia pyrenaica
Trifolium repens
Vincetoxicum hirundinaria
Silene rupestres
Silene rupestres
Trifolium pratense




[1] De la introducción de Luis M. Valdés Villanueva a Ludwig Wittgensteins Filosofía Secciones 86-93 del Big Typescript. Editorial KRK Un bello volumen portátil, que también llegó en la mochila al fondo del circo de L Barrosa. Sus frases y pensamientos destapan los míos.