Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

'La cabaña de Heidegger', de Adam Sharr

Una vieja caravana en mitad del campo, un lugar para filosofar. No es de la filosofía de Martin Heidegger, sino de cómo un espacio para habitar, para estar, ha influido en su filosofía. El autor de 'Ser y tiempo', fundamental obra del siglo XX, desarrolló su pensamiento en una cabaña de madera de 6 por 7 metros en las alturas de la Selva Negra, en Todtnauberg. Heidegger, que siempre le acompañará la tremenda losa de su vinculación con el nazismo, “hablaba de entender su obra filosófica como parte de las montañas y de que el trabajo le encontraba a él junto con el paisaje”. Es una idea que repite en sus escritos, entiende que solo trabajando en ese espacio podemos impregnarnos de ese paisaje. Esa soledad estimula y las “resonancias” del territorio nos guían en la vida activando el diálogo con uno mismo. “Construir, habitar, pensar”. “En una noche cerrada de invierno cuando una salvaje y poderosa tormenta de nieve desata su furia alrededor de la cabaña y oculta y cubre todo, ese

Entradas más recientes

Notas y salidas

Los buitres nos miran

'Autobús de Fermoselle', de Maribel Andrés Llamero

Tesoros livianos

El tenaz esparto

Lugares apartados

Cantos I y II

'El universo en tu mano' de Cristophe Galfard

Con las pensadoras de la Subbética

El Navazuelo