Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Anticiclón de invierno

Una sucesión de días claros, como ahora pasa con la influencia de los anticiclones del invierno, se convierte en horas y horas de aplastante claridad y definición. Días radiantes y despejados, que aplanan la existencia, de no ser porque estamos en enero y el sol rasante deja el alivio de las largas y contundentes sombras. La realidad se reduce en estos días despejados y rutilantes. Una realidad angulosa y fría. Una sucesión de días desbordantes de luz por el anticiclón de Las Azores y ahora el polar que nos dejará helados.
Busco las nieblas si la mañana las regala, aunque siempre es brevemente porque rápidamente dan paso al sol claro de este enero que volverá a estar mañana y pasado mañana. Busco los atardeceres, cuando se pierde tras los definidos cerros la estrella solar para dejar la noche transparente de vibrantes estrellas y de frío y escarcha cósmica. Es el aliento liviano y finísimo del invierno.

Los días cortos y las largas noches nos dejan la esperanza de los amaneceres y l…

Entradas más recientes

Iris*

En los senderos, de Robert Moor

Tronadas de agosto

El olor del membrillo

Nublares, de Antonio Pérez Henares

El olor a liquen

'Las canciones de los árboles' de David George Haskell

Parece un otoño de setas

Esperando el otoño desde La Pandera

'En islas extremas', de Amy Liptrot