domingo, 15 de enero de 2017

Entre Zuheros y Luque


Viejas y confusas señales junto a la fuente del Espino.


-Un año es un ciclo natural perfecto. Ver los lirios (Juno planifolia) puntear el suelo de azul, violeta o blanco, es una de las alegrías de cada mes de enero.

Lirio (Juno planifolia) junto a almendro.
-El declive del pastoreo se ve perfectamente en el sendero hacia la fuente del Espino. Lo que antes era un gran prado, hoy está cerrado y con plantones de olivo.

-La fuente del Espino habla bien del fuero interno de esta montaña, la del Charcón y la de Abuchite.

-Hoy ventea en los crestones de la vereda de Marchaniega. Y los buitres pasan como si estuvieran en día festivo.

-Por el camino he visto varios rebaños de ovejas. También he escuchado sus esquilas entre el monte. Al mediodía me he comido un bocadillo de queso y me ha venido al paladar un sabor a hierba remasticada, caminatas y docilidad.

-El frío enero ha vaciado los campos. Una luz baja y potente intensifica las sombras. Todo está barrido por el viento.

Paisaje ganadero entre Zuheros y Luque.

sábado, 7 de enero de 2017

Por la Gallinera

Restos de un cortijo, al comienzo del camino hacia La Gallinera.


Los campos están parados,
las hojas en el suelo,
los membrillos en el suelo.

El cielo de un azul claro,
sin motas de nubes,
Fósiles con La Gallinera y Horconera al fondo.
aplastando el paisaje.

Mientras, el sol de mediodía entibia el paseo
y no logra acabar con la escarcha de las umbrías.

Solo el linaje milenario de las agujas de piedra
de la Horconera, rompe la monótona mañana.
Solo las rocas saben del paso del tiempo.

Más arriba las aulagas punzantes
me dicen que nadie me espera.
Darwin diría, al contrario,
a fuerza de pasar cuadrúpedos como tú
las aulagas se defendieron.

Y en la cresta las hierbas gráciles,
el paisaje inmenso.
Las rocas, las agujas, el tiempo.

Ammonite en la cañada del Hornillo, Carcabuey.

domingo, 18 de diciembre de 2016

Sábado por la mañana

Característica atarjea de la fuente de Valdecañas, Carcabuey 17 dic. 2016


El barro de mis botas pertenece al mar de Tethys. El peso de la historia.
----------
Somos la parte del universo que escribe, y eso no es gran mérito.
Pluma, creo que de mirlo.
---------
Un árbol te puede matar con una sola de sus ramas: La más podrida de todas acaba contigo. Es una muerte digna.
---------
Escribir con las manos sucias, llenas de tierra fértil y natural es una categoría.
---------
Luis Landero escribe hoy: “La vida es absurda, pero el absurdo se lleva mejor con unas gotas de belleza”.
---------
Una pluma perdida entre las hojas, con esa decadencia tan bella de vieja despeinada.


Sierras Subbéticas y sus calizas oolíticas.

jueves, 8 de diciembre de 2016

Por el arroyo Clocladero


Quejigos junto al viejo cortijo de Santa Rita.
-El paisaje no está conformado únicamente por lo que el hombre ve, sino también por lo que el hombre oye- David Le Breton.

El zumbido de la recolección de la aceituna es cada vez mayor en nuestros campos, corren tiempos de máxima mecanización y rapidez. Y las vibradoras ruidosas ahorran no pocas tareas y trabajo. Por eso, el paseo por la carretera antigua del cortijo de Santa Rita, por la bella carretera que se dirigía al puerto del mojón desde Carcabuey, hoy era, todo ruido.
Hemos merodeado por un bosque de extraordinarios quejigos, que no nos esperaba y tampoco nos ha dejado entrar, señor de sus dominios. Después por los gruesos chopos del arroyo Clocladero, sin agua, pero bellamente tapizado de hojas amarillas. Y hemos terminado por la carretera, entre algún almez, grandes chaparros y más quejigos. Ha habido un momento de silencio en este paseo, se ha levantado una suave brisa y hemos disfrutado del sonido de las hojas, cayendo a nuestro paso. Ha sido el único instante en el que el paisaje ha contado con el silencio como aliado.

Chopo (Populus nigra) hojas y tronco.


domingo, 27 de noviembre de 2016

En el mismo sitio

Bosque de quejigos, encinas y cornicabras, en la Subbética cordobesa.



Para saber qué es este bosque he tenido que venir al mismo bosque muchas veces, y a distintos y distantes bosques. Y seguir observando para saber qué es un bosque. Es el murmullo de las hojas. El golpe de una
bellota, de una rama, de otros frutos, en el suelo. Y es el mismo suelo cubierto de hojas crujientes. Son los líquenes revitalizados
que viven en los troncos. La huidiza mariposa, el fugaz pájaro, el escondido trino. Los colores y olores. Y tantas y más cosas que impregnan solemnidad a la vida… en el bosque.
Ortega habla del bosque inalcanzable. Yo, de los mínimos retazos de bosque alcanzados.


Subbética cordobesa, al fondo el Bermejo.

miércoles, 9 de noviembre de 2016

Primeros de noviembre

Boletus satanas, 6 de noviembre en Santa Rita, Subbética Cordobesa.


El otoño ha encantado al bosque,
porque los días se acortan
y tiemblan de frío
como la luz de una palmatoria.

Recuerdo a mi abuela y sus lamparitas de aceite
dedicadas a los muertos, en noviembre.

Dos o tres mariposas iluminaban las escaleras
de mamperlanes de madera.

Subía los peldaños de dos en dos y rompía el hechizo
con las canciones de Lou Reed y otros músicos.

Los sigo escuchando a todos,
mientras piso las hojas amarillas de las cornicabras.
Bajo ellas surgen misteriosas
setas de vientre escarlata,
porque noviembre ha encantado al bosque.


Las cornicabras ofrecen su color amarillo al caminante, en Santa Rita.

martes, 1 de noviembre de 2016

Arroyo de Las Tijeras




Me abandono al rumor del arroyo. Por un momento en nada pienso, hipnotizado por la pequeña corriente de agua. Cristalina, y el cauce limpio, un lujo que no prodigan estas tierras.
Pasa gente, son siete caminantes a los que saludo. Se ha roto el silencio, aunque la felicidad de los excursionistas me arranca una sonrisa. Vuelvo al apacible último domingo de octubre, vuelve el rumor del arroyo, pero ya no puedo penetrar en sus aguas.