martes, 8 de marzo de 2011

‘Viaje al silencio’, de Sara Maitland

Este es un libro que explora el silencio, ¿dónde está? Para Sara Maitland está en la soledad y en lugares apartados. En los viejos territorios de eremitas y anacoretas. Retiro y austeridad, la fórmula para que brote el silencio. Y, ¿para qué sirve? Para conectar con todo lo que nos rodea, con todos los elementos de la naturaleza, su paisaje, el frío, el viento o la lluvia. Para escuchar el universo. Una especie de misticismo, de conexión con el misterio de la existencia, así entiendo este libro: ‘Viaje al silencio’.


“El paisaje y yo éramos una sola cosa; me sentí conectada, como si me hubiesen arrancado la piel; más aún, como si las moléculas y los átomos que me componen se hubiesen fundido con las moléculas y los átomos de los que se compone el resto del mundo. Estaba absolutamente conectada con todo” (Maitland).

He leído este libro animado por la reseña que Antonio Muñoz Molina hizo en El País, en su artículo semanal del suplemento Babelia: “Gracias a Sara Maitland soy más consciente de la calidad del silencio que me hace falta para trabajar con placer y provecho”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario