domingo, 3 de mayo de 2015

Primavera Subbética


-Los troncos secos pesan menos que los vivos. ¡Tronco va!-
-Tengo la uña verde. ¿De qué es?-
-¿Por qué se te clavan astillas?-
La subida al Bermejo estuvo plagada de afirmaciones y de preguntas de Miguel. El cerebro trabaja en esta subida a mayor ritmo que las piernas. Siempre he defendido que la montaña tiene el poder de activar los la
Globularia spinosa, engarzada a las calizas como ancestral amante. Soberbias sin importarles nuestra admiración. Abajo quedó parte de la excursión, esperándonos, mientras trepábamos entre aulagas y asiéndonos a las macollas de esparto. -¿Por qué se clavan astillas?- Subimos por encima de las chovas, y al rato los buitres también volaban más bajos que nosotros.
pensamientos. Vimos flores raras, encaramadas a estos peñascos, defendiéndose de los herbívoros, de los suelos pobres y escasos. Glandora nitida, de un azul lujoso para la grisura de las peñas, o

A los pocos días, zigzagueaba por el camino del Navazuelo. Tan bello cuando amenaza lluvia. Una cañada donde la humedad hace florecer Pisum sativum subsp. elatius, el guisante salvaje o Scilla peruviana, en toda su realeza. Deseada agua. Cuando llueve mejor no escribir y escuchar. O mejor, guarecerse, aunque no está mal mojarse un poco. Bendecirse. Ver como el verde de los árboles se limpia y se hace intenso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario