sábado, 7 de enero de 2017

Por la Gallinera

Restos de un cortijo, al comienzo del camino hacia La Gallinera.


Los campos están parados,
las hojas en el suelo,
los membrillos en el suelo.

El cielo de un azul claro,
sin motas de nubes,
Fósiles con La Gallinera y Horconera al fondo.
aplastando el paisaje.

Mientras, el sol de mediodía entibia el paseo
y no logra acabar con la escarcha de las umbrías.

Solo el linaje milenario de las agujas de piedra
de la Horconera, rompe la monótona mañana.
Solo las rocas saben del paso del tiempo.

Más arriba las aulagas punzantes
me dicen que nadie me espera.
Darwin diría, al contrario,
a fuerza de pasar cuadrúpedos como tú
las aulagas se defendieron.

Y en la cresta las hierbas gráciles,
el paisaje inmenso.
Las rocas, las agujas, el tiempo.

Ammonite en la cañada del Hornillo, Carcabuey.

No hay comentarios:

Publicar un comentario